Consejos

HABLEMOS DE MÚSICA EN EDUCACIÓN INFANTIL

abril 16, 2021

Índice

  1. INTRODUCCIÓN ………………………………………………………………………….… 2
  2. BENEFICIOS DE LA MÚSICA ……………………………………………………………. 2
    2.1. BENEFICIOS DE LA MÚSICA EN EL EMBARAZO ……………………….. 3
    2.2. MUSICOTERAPIA EN LA MADRE ……………………………………………… 4
    2.3. MUSICOTERAPIA EN EL BEBÉ …………………………………………………… 6
  3. METODOLOGÍA Y RECURSOS MATERIALES …………………………………… 7
  4. PARA SABER MÁS …………………………………………………………………………… 9
  5. CONCLUSIONES ……………………………………………………………………………… 10
  6. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ………………………………………………………. 13
  1. INTRODUCCIÓN
    La música se podría definir como una secuencia de sonidos ordenados por el hombre
    en búsqueda de la expresión estética, pero tiene el poder de provocar reacciones en el ser
    humano, desde la depresión al éxtasis. Más allá de la capacidad de emocionar y de disfrute
    que pueda provocar la música, es importante señalar el papel que juega en el desarrollo
    cognitivo, en la estimulación de nuestra inteligencia, y como terapia para la salud
    (Alcalde, 2004).
    Los orígenes de la música se remontan
    a la aparición de la especie humana. Del
    mismo modo, el uso terapéutico se
    remonta a la prehistoria, donde la música
    estaba presente en los ritos mágicoreligiosos
    y de curación. Posteriormente,
    en la Antigua Grecia, se sientan las bases de la Musicoterapia como disciplina científica,
    pero no es hasta el siglo XX cuando se implanta el uso de la música como herramienta
    terapéutica en niños (Chirimía, 2013) .
    La educación musical y el contacto con instrumentos son piezas básicas en la
    Educación Infantil. Tal y como señalan Cañal Santos y Cañal Ruiz (2001) ”en los
    primeros años de la escuela, la música debe mezclarse e identificarse con los sentimientos
    y las ideas de juego, de movimiento, de entusiasmo, y de bienestar”.
    En el caso de los niños, la música genera estados de relajación y concentración muy
    beneficiosos para el estudio, y el estímulo auditivo produce efectos en el complejo y
    maleable entramado de conexiones neuronales que se teje durante la infancia. Además,
    el uso de la música, se extiende al aprendizaje de otros idiomas a través de la fonética
    (Alcalde, 2004).
  2. BENEFICIOS DE LA MÚSICA
    A lo largo de los años y a través de diferentes estudios, se ha comprobado que la
    música tiene múltiples beneficios para el desarrollo de los niños, tanto en su desarrollo
    motriz como en su desarrollo intelectual (ABC, 2017).
    Desde edades tempranas, el uso de la música en el aula potencia en los niños la
    creatividad, la adquisición del esquema corporal, la conciencia de su propio cuerpo, etc.

Los beneficios más característicos en niños de corta edad son los siguientes:
– Estimula las funciones cognitivas: la música mejora la atención y la
concentración de los niños, fomentando así su creatividad, su imaginación, y su
agilidad mental para resolver problemas.
– Mejora los problemas emocionales: fortalece la autoestima haciendo que se
sientan más seguros de sí mismos. Asimismo, en las terapias en las que se utiliza
la música, se reducen los síntomas de depresión en los pequeños que tienen
problemas conductuales.
– Fortalece la expresión corporal: adquieren habilidades de expresión corporal.
Mejoran, tanto su discriminación auditiva, como su coordinación motora.
Aunando la música con el baile se genera una simbiosis que mejora notablemente
los problemas óseos y musculares.
– Socialización: ayuda a los niños a expresarse y a relacionarse con otras personas,
ya sean iguales o adultos. Del mismo modo, en los niños con trastorno del espectro
autista mejora sus habilidades comunicativas.
– Maduración cerebral: estimula en los niños su desarrollo cerebral para ayudar a
controlar los estados de ánimo.


2.1.BENEFICIOS DE LA MÚSICA EN EL EMBARAZO
Durante el embarazo, la música cobra un papel muy importante en la regulación
emocional de la madre para la relajación y ayuda al disfrute de este proceso. Todas las
sensaciones que la madre experimenta son transmitidas indirectamente al feto, ya que éste
tiene un acceso constante al estado físico y emocional de su madre, situación que capta a
través del movimiento, de los ritmos internos, de los cambios bioquímicos, etc… Por ello,
un embarazo tranquilo, lleno de optimismo y bienestar, beneficiará al desarrollo del
embrión. Aquí es donde cobra importancia el papel de la música en todo el proceso del
embarazo.

2.2.MUSICOTERAPIA EN LA MADRE
Los diferentes cambios que experimenta una mujer durante la gestación pasan, desde
cambios de humor y fuertes descargas hormonales durante el primer trimestre, hasta una
mezcla de impaciencia, ansiedad cognitiva, y miedo al parto durante el último trimestre.
Esto ha motivado varias investigaciones, llegando a afirmarse que la música durante el
embarazo actúa como modulador emocional, ayudando a las madres a sentirse mejor
y más relajadas, reduciendo la intensidad del estrés, la ansiedad y la depresión que se
genera a lo largo de este proceso. (Chang et al., 2008, como se cita en Valdivielso, 2016).
Todos estos sentimientos presentes en el embarazo repercuten negativamente en el
establecimiento del vínculo prenatal. Gabriel F. Federico, un importante musicoterapeuta,
afirmó, en el Congreso Argentino de Musicoterapia de 2011, que “la música actúa como
canal o puente que permite a la madre conectarse consigo misma y al mismo tiempo con
su bebé”, ya que sirve como medio para la introspección personal y la reflexión. Cuando
la madre se encuentra en estado de relajación, puede disfrutar más de su embarazo, lo que
fortalece este vínculo prenatal, ayudándola a desarrollar un autocontrol en la
sensopercepción del dolor, prepararse para el parto y para la llegada de su bebé
(Valdivielso, 2016).


Canto prenatal
El canto prenatal es una terapia ideada por Marie-Louise
Aucher, quien dedicó gran parte de su vida a estudiar las
correspondencias sonoras y vibracionales en el cuerpo del
ser humano. Esta técnica permite aplicar la musicoterapia
en todos los períodos del embarazo de una forma única
(Duyos, 2014, como se cita en Valdivielso, 2016).
Con la técnica del canto prenatal, la voz se utiliza como
medio y fin en sí misma. El cuerpo de la mujer gestante
cobra otra dimensión al utilizar diferentes puntos de partida del apoyo del sonido. La voz
no nace únicamente de la garganta, donde creemos que está, sino que se utilizan diferentes
partes del cuerpo, como apoyo al soplo, los pies, los abdominales bajos o la basculación
de la pelvis, entre otras.

De una forma natural a través de la voz como herramienta principal, no solo de
vinculación afectiva prenatal, la madre entra en contacto con su propio cuerpo, con sus
necesidades, redescubre su voz y se prepara física y emocionalmente para el proceso final
de la gestación: el parto y nacimiento de su hijo.
Esta técnica se puede introducir dentro de sesiones de preparación al parto y consiste
en vocalizaciones que pueden ser introducidas en canciones simples, esto provoca
vibraciones en el interior del cuerpo materno que son transmitidas al feto a través de una
cadena vibracional originada por los huesos de la madre.
Los beneficios que aporta esta terapia son:
– Ayuda a la madre a tomar conciencia corporal.
– Permite tomar control de la mandíbula y su relación con el cérvix. Según Ina
May Gaskin, “la relajación de la articulación mandibular está íntimamente
relacionada con la región de los esfínteres y del cuello del útero”.
– Favorece el vínculo prenatal.
– Permite la estimulación sonora del feto desde el primer mes el embarazo a
través de dos vías, mediante el sonido y mediante la vibración interna.
– Favorece la expresión emocional de la madre a través de las canciones.
– Permite ser utilizada desde el inicio hasta el fin del embarazo.


Música después del parto
Tras el esfuerzo físico del parto, cuándo el bebé nace, entra en contacto con muchas
sensaciones nuevas, luz, temperatura, texturas, lo lavan, lo secan, lo miden, lo visten, la
percepción de nuevos olores, imágenes y, en definitiva, un entorno nuevo y estresante
para él, hasta que llega a los brazos de su madre que, instintivamente, se lo pone en el
pecho y así puede volver a oír su latido cardíaco. El bebé enseguida lo reconoce y se
calma porque es un sonido que estuvo oyendo durante mucho tiempo, y comienza a
asociarlo con el que le llega a través de ese latido cardíaco. Después abre los ojos, aparece
la mirada, aparece la voz de su mamá que también reconoce y así va asociando y comienza
a desarrollarse el vínculo extrauterino. Si acompañamos todo este proceso con la música
que el bebé ha escuchado en su fase prenatal, permitiremos al bebé encontrarse en una
atmósfera que le da seguridad y le proporciona confianza, no le resulta todo nuevo, lo que
escucha es familiar.

La música actuaría como neurotransmisor que entra al inconsciente brindando esa
sensación de placer por otra vía (Gabriel, 1999).


2.3.MUSICOTERAPIA EN EL BEBÉ
Como hemos visto, la música no aporta beneficios sólo a la madre, sino que, de forma
indirecta, todas las sensaciones positivas que la madre obtiene son transmitidas al feto.
El sistema auditivo del feto se desarrolla
notablemente a partir del cuarto mes y medio de
gestación, siendo uno de los sentidos plenamente
desarrollado en el momento de nacer. Gracias a
ello, logra captar los sonidos del interior de la
madre y después, del exterior. El cuerpo de la
futura mamá no es silencioso, encontramos los
sonidos de la actividad cardiovascular, la circulación de la sangre a través de la placenta,
el ruido del aparato respiratorio, el digestivo, el sistema circulatorio, así como el propio
latido cardíaco del feto y sus movimientos. Los sonidos exteriores que reciben son más
atenuados por el líquido amniótico en las frecuencias agudas, pero reciben la voz de la
madre con todas las vibraciones de su aparato fonador (Gabriel, 1999).
La musicoterapia adquiere una importante trascendencia a partir del quinto
mes, siendo el mejor elemento para la estimulación auditiva y el desarrollo cerebral.
La música está formada por fenómenos vibracionales estructurados, de lo contrario sería
ruido, y el cerebro funciona basándose en conexiones neuronales que almacenan y
recuerdan más las formaciones estructuradas. De esta forma, la música permite que el
cerebro inmaduro fetal se estructure de forma más organizada y armoniosa. (Reyes-
Hernández et al., 2006, como se cita en Valdivielso, 2016).
Un estudio de octubre de 2015 del periódico El País, ratificó que la música durante
la etapa prenatal estimula al feto mejorando sus habilidades para el lenguaje. La
terapia musical induce a movimientos de vocalización porque activa circuitos cerebrales
primitivos relacionados con la estimulación del lenguaje y la comunicación. Durante este
ensayo se utilizó un dispositivo vaginal (Babypod) y se observó que el 87% de los fetos
movían la boca o la lengua y el 50% reaccionó abriendo mucho la mandíbula y sacando
la lengua al máximo durante el periodo estimulativo. Además, el uso de la música a través

Efecto Mozart
Después de varios estudios de las reacciones del feto a través de la música, el
investigador Michele Clements pudo concluir que, tanto la música de Vivaldi como la de
Mozart, calman y relajan al niño. A través de diversos experimentos que se detallan en el
libro “El Efecto Mozart” de Don Campbell, se demuestra cómo la música de este
compositor, así como la música barroca, rica en simetrías y modelos recurrentes, estimula
las nuevas conexiones neuronales del cerebro, ayudando a completar las funciones, tanto
del hemisferio izquierdo como del derecho, además de estimular la creatividad, el
desarrollo intelectual, emocional, físico, y creativo del futuro bebé.
Alfred Tomatis, investigador y fundador del término “Efecto Mozart” fue el primero
en investigar acerca de los efectos de la música clásica en el cerebro y desarrolló el
método Tomatis. Este método consistía en utilizar las melodías de Mozart para tratar
patologías en niños y adultos. Así concluyó que la música de Mozart es agradable y
relajante para el bebé, y puede tener efectos positivos para su capacidad de concentración
y su creatividad. Sin embargo, años después, según un estudio realizado por varios
científicos en la Universidad de Viena y publicado en la revista Intelligence, se desmiente
la creencia de que las melodías de Mozart potencian la inteligencia de los bebés (Masdeu,
s.f.).

  1. METODOLOGÍA Y RECURSOS MATERIALES
    La música, además de ser un fin en sí mismo como expresión
    artística, presenta un enorme potencial como recurso pedagógico que
    favorece el desarrollo intelectual.
    Al tratarse de una herramienta y no de un objetivo en sí mismo, se
    torna imprescindible poner el foco de atención en el proceso de aprendizaje y no en el
    resultado musical final. Además, se debe respetar en todo momento un criterio
    pedagógico fundamental, la confianza e integración del niño. De este modo se sentirá
    capaz de participar. En este sentido, hay que tener en cuenta las necesidades y
    conocimientos previos de cada alumno.

Los recursos materiales se pueden confeccionar de
forma artesanal, poniendo en práctica uno de los
conceptos vertebradores de una sociedad avanzada y
respetuosa con el medioambiente como es el uso de la
economía circular. Mediante el reciclaje de diversos
materiales se elaboran distintos instrumentos musicales.
En este entorno educativo, suscita gran interés el
introducir la música desde los instrumentos de la familia
de percusión, debido al potencial rítmico que presentan.
En este sentido, la imaginación será la única limitación
para poder construir infinidad de instrumentos, como pueda ser un tambor a partir de un
bote y un globo; una lira con tubos de diferentes longitudes; o maracas con una botella
pequeña y granos de arroz en su interior.
Sin duda, el uso de la música como vehículo de aprendizaje juega un papel clave en
la enseñanza de las ciencias en estos primeros años educativos. Ejemplo de ello son las
canciones para conocer las partes del cuerpo propias y de los demás. Además de este
primer objetivo, el aprendizaje de estos términos fomenta el compañerismo y mejora la
motricidad.
Los niños deben aprender a adquirir habilidades personales y sociales que conduzcan
a crear valores y actitudes positivas. Desde nuestra posición de educadoras queremos
favorecer y permitir el desarrollo de éstas. Por ello, trabajamos diariamente con música,
como por ejemplo para guardar los juguetes. De este modo fomentamos el trabajo en
grupo, la expresión corporal, y la mejora de las habilidades motrices.

Otro de los usos que tiene la música está relacionado con el aprendizaje de una
segunda lengua. Introducir en nuestras aulas canciones en otros idiomas permitirá a los
más pequeños familiarizase con los fonemas propios de la segunda lengua, facilitando así
la adquisición de nuevos sonidos.
En último lugar, cabe destacar un interesante articulo de la revista científica The
Journal of Neuroscience donde se concluye que el entrenamiento musical a largo plazo
en los más pequeños es una experiencia intensa, multisensorial y motora, con una gran
oportunidad para que desarrollen capacidades que, de mayores, les costaría mucho
esfuerzo alcanzar (Hyde et al., 2009).

  1. PARA SABER MÁS
    Existe una falsa y extendida creencia dentro del ámbito educativo (docentes,
    psicólogos, etc…) que asegura que escuchar música de Mozart en edades tempranas
    provoca un incremento del cociente intelectual (CI). A estas falsedades referentes al
    campo de la neurología se le denomina neuromitos. Concretamente, a este neuromito se
    le denomina “Efecto Mozart”. Al igual que otros neuromitos, como que utilizamos
    solamente un 10% del cerebro o que los hemisferios cerebrales trabajan
    independientemente, están muy interiorizados y son difíciles actualmente de refutar ante
    la sociedad.
    El cerebro es un gran desconocido y todos
    los artículos que se presentan sobre ello deben
    estar muy bien documentados científicamente.
    A veces, debido a intereses comerciales y/o
    educativos, las conclusiones de estos artículos
    se desvirtúan y no muestran reflejo de la
    realidad. En 1993, un equipo de neurólogos de Ilustración 7. Fuente: Zaric, 20

la Universidad de California Irvine dirigidos por la neuróloga Frances H. Rauscher
concluyen que, escuchar durante diez minutos la Sonata para dos pianos en Re Mayor
Kv. 488 mejoraba el razonamiento abstracto incrementando el CI (H. Rauscher et al.,
1993). Esta mejora era temporal y se comprobó que, después de diez o quince minutos,
esa mejora desaparecía. Esta parte del estudio se omitió, y la música de Mozart tuvo un
gran auge, sobre todo en Estados Unidos. La Sonata Kv. 488 llegó a estar en los primeros
puestos de las listas de superventas (Forés et al., 2015).
Después de la expansión de esta creencia, se han realizado numerosos estudios que se
han encargado de refutar científicamente este neuromito. Uno de estos estudios, fue
llevado a cabo por el psicólogo norteamericano Christopher Chabris de la Universidad de
Harvard, que demostró, a partir de dieciséis estudios independientes que, la música de
Mozart no tenía ningún efecto, o si lo tenía era insignificante con relación a otros tipos
de música u otros tipos de estimulación (Steele et al., 1999).
Aun así, la música tiene amplios beneficios, tanto física como psíquicamente.
Además, tiene vinculación con la inteligencia lógico-matemática y todo lo relacionado
con el pensamiento creativo (Divulgación dinámica, 2018). Howard Gardner incluye la
inteligencia musical como una de las inteligencias múltiples dentro de su teoría. Según
esta teoría, esta inteligencia se manifiesta desde los primeros años de vida y se puede
desarrollar a través de la formación musical, siempre y cuando se produzca en un
ambiente familiar y educativo rico en estímulos (Forés et al., 2015).

  1. CONCLUSIONES
    A lo largo del artículo, se ha podido comprobar la importancia que tiene la música
    en las edades tempranas. Aunque se ha visto que todo lo referente a la música no
    siempre es cierto como, por ejemplo los neuromitos, es obvio que la música es esencial
    para un desarrollo integral en los niños, especialmente, de 0 a 3 años.
    Teniendo en cuenta esta importancia en el desarrollo integral del niño, es difícil
    comprender cómo es posible la escasa o nula importancia que se le otorga al ámbito
    musical dentro de las instituciones educativas y las editoriales. Tal es esa dejadez por
    parte del sistema educativo, que las artes, donde incluimos la música, van perdiendo
    paulatinamente su peso dentro de los currículos del sistema educativo español. La
    formación de los docentes en este campo es escasa y, es gracias al interés de éstos en
    formarse musicalmente, por lo que la música no desaparece de las escuelas.

¿Podríamos imaginar por un momento que la música no formase parte de nuestras vidas?, nosotras
no.
Hay que darse cuenta que la música es un hilo vertebrador de todos los
conocimientos que adquieren los niños desde sus primeros días de vida. La música se
encuentra en todas las áreas de conocimiento en las cuales podamos pensar. La madre ya
le canta al niño y le muestra a través de la música todo el amor, la ternura y la protección
que necesita el bebe. Posteriormente, en la escuela, los docentes vertebran todos los
conocimientos a impartir a través de canciones, juegos musicales o prácticas
instrumentales.
La música se convierte en un arma muy poderosa con la cual atraer al niño y mejorar
diferentes capacidades o habilidades. Con música, en la escuela, se trabaja el desarrollo
de la motricidad fina y gruesa. Además, se comienza a trabajar la memoria, la audición,
el conocimiento de sí mismo, el gusto por la música, el movimiento, la expresión oral y
la autonomía.
Otro aspecto que no podemos olvidar al hablar de la música en el aula de la escuela
es su carácter social. La música no entiende de diferencias. Tal es así que, los alumnos
con necesidades educativas especiales han conseguido una mayor inclusión en la
escuela a través de la música, desarrollando sus funciones cognitivas y mejorando de
forma fehaciente sus procesos de aprendizaje. Cuando hay una canción, todos cantan, se
mueven, se lo pasan bien, aprenden, sin importar si lo hacen mejor o peor. Se sabe,
además, que la música es el lenguaje universal, por lo que todos los niños lo entienden
y pueden trabajar a la vez. Es increíble ver cómo reaccionan ante los estímulos musicales

Por ello, la música no puede desaparecer de las escuelas. Debe ser fomentada, no
solamente desde el ámbito educativo, sino también en todos los ambientes posibles donde
el niño se esté desarrollando. La música sirve además para estructurar los pensamientos,
desarrollar la imaginación, la creatividad, dar respuesta a multitud de situaciones
cotidianas desde otro punto de vista diferente al habitual.
Como se puede comprobar, los efectos beneficiosos de la música son grandes. La
música abre ante nosotros una red de aprendizaje muy amplia que, hoy por hoy,
todavía está en estados incipientes de uso. Cantemos, bailemos, movámonos con los
niños, aprendamos canciones con ellos, que ellos nos muestren las canciones que
aprenden en la escuela… La música no puede parar y eso depende solo de nosotras.

  1. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
    ABC. (2017, enero 29). Los beneficios de la educación musical. ABC Educación.
    https://www.abc.es/familia/educacion/abci-beneficios-educacion-musical-
    201701290149_noticia.html
    Alcalde, J. (2004, abril 5). Cómo nos transforma la música. Muy Interesante.
    https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/como-nos-transforma-la-musica
    Cañal Santos, F., & Cañal Ruiz, C. (2001). Música, danza y expresión corporal en
    Educación Infantil y Primaria. 1, 1-141.
    https://www.observatoriodelainfancia.es/ficherosoia/documentos/1155_d_69805
    bc7f_musicadanza.pdf
    Chirimía. (2013, diciembre 14). Cómo puede influir la música en nuestro estado de
    ánimo. ¡¡¡ MÚSICA PARA TODOS !!!
    https://josesaporta.wordpress.com/category/articulos-sobre-musica/
    Divulgación dinámica. (2018, agosto 3). Relacionando música e inteligencia.
    Divulgación Dinámica – The Education Club.
    https://www.divulgaciondinamica.es/blog/relacionando-musica-e-inteligencia/
    Divulgación dinámica. (2018, marzo 28). Beneficios de la música para el bebé durante el
    embarazo. Divulgación Dinámica – The Education Club.
    https://www.divulgaciondinamica.es/blog/beneficios-de-la-musica-para-el-bebedurante-
    el-embarazo/
    Forés, A., Gamo, J. R., Guillén, J. C., Hernández, T., Ligioiz, M., Pardo, F., & Trinidad,
    C. (2015). Neuromitos en educación. El aprendizaje desde la neurociencia.
    Plataforma. https://es.scribd.com/book/351834913/Neuromitos-en-educacion
    Gabriel, F. (1999). Musicoterapia y embarazo. 7.
    http://gabrielfederico.com/1999mye.pdf
    H. Rauscher, F., L. Shaw, G., & N. Ky, K. (1993). Music and spatial task performance.
    Nature, 365, 611. https://www.nature.com/articles/365611a0
    Hyde, K. L., Lerch, J., Norton, A., Forgeard, M., Winner, E., Evans, A. C., & Schlaug,
    G. (2009). Musical Training Shapes Structural Brain Development. Journal of
    Neuroscience, 29(10), 3019-3025. https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.5118-
    08.2009